CERRARON LA PARITARIA 2020/2021 CON UN MISERO 5%. 15% DE PERDIDA CONTRA LA INFLACION.

La empresa y la totalidad de los sindicatos firmantes de nuestras paritarias acordaron ayer 16/3, cerrar la paritaria 2020/2021 con una suba adicional de 5%, que redondea un 26% de aumento contra una inflación que, a febrero, fue del 40,7%.

De esta forma la patronal, con la complicidad de los firmantes, nos ha rebajado en términos reales el sueldo un 15 %.

RTA nos debe, además, la mitad de la paritaria 2019 y el retroactivo mayo/octubre de la paritaria actual, que ninguno de los sindicatos firmantes de la rebaja salarial ha reclamado, lo que los coloca abiertamente en el campo patronal del ajuste contra los trabajadores.

Por presión de la Asamblea General consta en esta última acta una mención al pase a planta de las y los trabajadores precarizados, reclamo que, no por su tibieza en la formulación, deja de ser importante, puesto que es una reivindicación que levantamos las y los trabajadores de las radios nacionales de todo el país.

Este nuevo ataque al salario no es un problema de presupuesto: ya vemos que RTA, además de pagar cuantiosas cifras a su personal en las gerencias y haberle aumentado al doble los salarios a los directores de las radios, dispone de 56 millones de pesos para hacer 4 horas de aire en el canal, según se desprende del escándalo que estalló con la extracción de dinero turbia que se ha denunciado. Entonces, si el problema no es de caja ¿Cuál es?

Es político: ya había advertido Alberto Fernández antes de asumir, en declaraciones a Tiempo Argentino, que la comunicación es un “negocio”, santo y seña anticipatorio de su estrategia de componenda con los grupos comunicacionales privados para los cuales los medios públicos son un estorbo.

Es probable que cada sindicato haya tenido sus propios trucos de dilación para terminar firmando –todos juntos y a la par- lo que la empresa les impuso en el minuto 1: un 5% que rubrica una rebaja salarial del 15% para este período y que totaliza una pérdida de nuestro poder adquisitivo con respecto al salario de diciembre de 2017 de un 40%.

Es de destacar que Aatrac, en medio de la danza de reuniones y compases de espera, para entretener a sus bases mintió sobre que estaban reclamando un bono. Nada de eso está en ninguna de las actas, jueguito para la tribuna.

La continuidad del ajuste.

Vamos por el segundo año de esta gestión y no se avizora cambio alguno en las políticas de ajuste y vaciamiento que impuso la administración macrista. Sigue transmitiéndose LRA1 en una de las dos frecuencias que poseen las radios del país; se siguen dando de baja programas importantes para los habitantes adonde llegan esas radios, avasallando así la soberanía comunicacional de los pueblos para poner programas que responden a intereses ajenos a los de los escuchas.

Defendemos la importancia social vital que tiene Radio Nacional en todo el país, los mensajes al poblador son un ejemplo de la necesidad de la independencia que cada radio debe tener para comunicar lo que es de interés para las mayorías populares ahí donde se encuentre.

El papel que ha jugado Radio Nacional El Bolsón durante los incendios en la comarca andina del paralelo 42, donde los compañeros de LRA57 se pusieron al hombro la comunicación que permitió a muchas familias reencontrarse o encontrar el camino para salir de lugares arrasados por el fuego es otro ejemplo de por qué defendemos que las radios del estado estén al servicio de los pueblos y no de intereses mezquinos.

Esta política de vaciamiento tiene como eje central el deterioro de nuestros salarios. Y tiene protagonistas similares: el arco sindical que firma el acta que sella nuestra rebaja salarial es cómplice de la misma forma que lo fue cuando le firmó la paz social a Macri.

Las y los trabajadores somos los únicos que podemos defender nuestro salario y nuestras radios nacionales y no le esquivamos al bulto, nos organizamos en Asamblea General y desde ahí le ponemos un freno al ajuste y al vaciamiento. Lo hicimos a lo largo de todo este año paritario con diversas medidas, incluido un paro que tuvo un acatamiento enorme y lo seguimos haciendo con un petitorio que resolvió la última Asamblea exigiendo un bono de 20 mil pesos que se incorpore al sueldo y así poder ir recuperando todo lo que se nos adeuda. Si todavía no lo firmaste, podes hacerlo acá: https://forms.gle/r8XG4gbqATh9eDFG8

El acta consigna una próxima reunión el 5 de mayo, ya para discutir la próxima paritaria.

El 25/3 nos juntamos en Asamblea para evaluar fijar posición y preparar las condiciones para reanudar la lucha contra este ataque a nuestro salario y defendernos de los próximos golpes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *