DEBATAMOS COMO SIGUE LA LUCHA

Luego del paro, silencio patronal: ¿qué tenemos que hacer los trabajadores?

Los trabajadores de las radios nacionales del país nos manifestamos con un contundente paro ante la falta de respuesta de la empresa al reclamo de un aumento salarial urgente, que nos permita hacer frente a los gastos corrientes. La adhesión a la medida fue masiva y, además, se profundizó su proyección nacional, con la participación de muchísimos compañeros del interior.

Tras la huelga y mientras mantenemos abierto el debate sobre los siguientes pasos a dar, ratificamos en todos sus términos nuestro reclamo de que el 21% restante a pagar en 4 cuotas del reciente acuerdo salarial, sea abonado en su integralidad con los haberes de julio; que los dos bonos de 5000 pesos sean incorporados a nuestro básico, en dos cuotas; y que todo ello sea a cuenta de lo que se vaya a resolver el próximo 20 de agosto, en el marco de la revisión paritaria.

Exigimos que este inmediato aumento salarial sea extensivo a todas las y los trabajadores de Radio Nacional, sin perjuicio de su situación de revista o modalidad contractual.

El paro fue también por el urgente pase a planta de los precarizados.

El acuerdo firmado y presentado como “el mejor de los últimos años” fue tan malo que los mismos que pregonaban esa engañifa, a las tres semanas de firmarlo festejaban con el mismo aplauso de foca la fecha de reapertura de paritarias.  RTA se apuró a renegociar lo firmado por la presión de la Asamblea General que rechazó ese acuerdo ruinoso con un paro al otro día de firmado.

No podemos esperar a que el 20 de agosto empiecen a conversar, para cerrar en septiembre a cobrar en octubre: nuestros salarios son realmente bajos y necesitamos una recomposición urgente.

La empresa ha respondido a nuestras demandas con silencio, pero en sus actitudes ha dejado entrever cómo viene la mano. Las promesas de abrazos y mejoras para quienes veníamos batallando contra la paritaria cero y el vaciamiento de la administración macrista se evaporaron cuando les aumentaron al doble el salario a los directores y desconocieron la deuda con los trabajadores por la segunda mitad de la paritaria 2019.

Debimos seguir batallando para lograr un aumento de supervivencia, que siguió hundiendo nuestro poder adquisitivo.

El prometido pase a planta se cumplió en parte y como producto de la presión incesante de la asamblea general. Pasaron a planta a menos de 100 compañeras y compañeros, pero han elevado el número de trabajadores precarizados a 792.

La gestión de Radio Nacional es constantemente apuntalada por la burocracia sindical de todo pelaje, que no duda en socorrerla si de precarizar o empobrecer trabajadores se trata.

Para que el paro se note lo menos posible al aire, la empresa y Aatrac, codo a codo, convocaron a trabajar a compañeros precarizados, desnudando así la función de la precarización que, a números vista, han venido a profundizar.

Sólo la vitalidad y empuje de la Asamblea General va a hacer posible que podamos llegar a fin de mes y que se termine con la planta permanente de precarizados. El camino es la unidad de las y los trabajadores de las radios nacionales de todo el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *